La importancia de una vida saludable



Continuamente escuchamos hablar sobre la importancia de llevar un estilo de vida mejor y saludable, pero no sabemos cómo hacerlo ni conocemos las razones para lograrlo. Para conseguir un estilo de vida saludable, es necesario tener en cuenta la salud de modo integral, ya que así se gozará de una existencia más plena. A continuación se presentan algunas pautas de conducta y consejos de salud que ayudarán a proporcionar una mejor calidad a nuestro existir.

ImagenComidaSaludable ImagenComidaSaludable
Estar sanos depende de cada uno y del modo en que cuida el cuerpo. Realizar actividad física, descansar bien y mantener un plan alimentario abundante y variado son algunas de las cosas más importantes para poder cumplir con este objetivo. Que los alimentos consumidos aporten las cantidades necesarias de nutrientes es indispensable para gozar de buena salud. Sin embargo, esto varía de una persona a otra, por eso, siempre se recomienda realizar una consulta con un especialista. Para favorecer la aprehensión de conocimientos que contribuyan a generar comportamientos alimentarios más equitativos y saludables por parte de la población el Ministerio de Salud de la Nación diseñó las "Guías Alimentarias para la Población Argentina".

Algunos habitos para tener en cuenta:



Realizar alguna actividad fisica:

Estar en constante movimiento es la clave para una buena salud y además para sentirte bien contigo mismo físicamente. Según la OMS, la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial. Es importante por lo menos realizar 30 minutos de ejercicio al día y llevar una vida más sana. Puedes bailar, ir al gimnasio, correr, caminar o hacer algún deporte; con cualquiera de estas actividades puedes mejorar tu rendimiento físico.

Mantener una buena hidratación:

El agua es esencial para el cuerpo ya que te ayuda a regular la temperatura corporal, manteniendo la piel hidratada y elástica, lubricando articulaciones y órganos y manteniendo una buena digestión. Nuestro cuerpo pierde agua a través de la orina, heces, respiración y sudoración; por lo que, comúnmente se recomienda tomar de 2 a 3 litros de agua diariamente, sin embargo cada persona tiene necesidades distintas, consulta con un profesional de la salud la cantidad adecuada para ti.

Comer saludable:

Una buena alimentación incluye una dieta balanceada, escogiendo un plan de alimentación para cada persona dependiendo de su organismo. Así nos aseguramos de que nuestro cuerpo tenga los nutrientes necesarios que nos pueden ayudar a evitar enfermedades e infecciones, dejar de lado problemas relacionados con el peso, entre otros. ¿Te gustaría iniciar un nuevo plan de alimentación? Te sugerimos acudir con un nutriólogo para que pueda asesorarte.

Dormir bien:

¿Eres de los que les gusta dormir pocas horas? ¡ERROR! La OMS recomienda dormir por lo menos 6 horas diarias, ya que dormir poco puede afectar la salud. Algunos de los problemas como consecuencia de no dormir lo suficiente son: reducción de los reflejos, capacidad de concentración disminuida y problemas de apetito y gástricos. No olvides irte a descansar con la mente despejada y sin que ningún inconveniente te deje estar tranquilo durante tu sueño.

Tomar en cuenta estos consejos te pueden ayudar a vivir de una manera más sana, es importante reconocer y saber qué hábitos tenemos y cuáles no, puede ser un gran cambio para tu vida.

El mejor momento para plantar un arbol fue hace 20 años, El segundo mejor momento es ahora