¿Qué es el veganismo?

Ser vegano no es ser radical, ni raro, ni creerse superior a nadie, es sencillamente practicar la empatía y ser compasivo con el resto de animales no humanos, elevando la conciencia de lo que ingerimos en nuestra alimentación y rechazando el abuso a los seres vivos que no tienen poder de decisión sobre sí mismos.

Ser vegano es un estilo de vida y va más allá de dejar de comer carne animal, es reconocer que los demás animales se merecen ser respetados y, por lo tanto, actuar en consecuencia. El veganismo implica no utilizar, ni consumir, productos obtenidos con la explotación animal y esto va ligado a una fuerte conexión con el profundo respeto a la naturaleza.

Pasarse al veganismo es la manera más rápida y efectiva de ayudar a los animales, ellos nos necesitan, somos los únicos que tenemos el poder de cambiar su futuro, de devolverles su libertad y una vida digna libre de esclavitud

¿Qué pasa si no eres vegano pero quieres empezar a involucrarte un poco?

Si todavía no has decidido pasarte al veganismo, quizás porque todavía no estás dispuesto a renunciar a sabores y alimentos (posiblemente porque realmente desconoces los beneficios para tu salud de una dieta 100% vegetariana) el simple hecho de cambiar algunos hábitos ayuda a muchos animales, ya que así no impulsamos su cría masiva, explotación y muerte.

Por tanto, si todavía no has dado el paso a una alimentación saludable, completa y ética, basada en frutas, verduras, cereales, hortalizas y semillas, pero te apetece empezar a comprometerte un poco más, hay varias acciones que puedes iniciar y que no te costarán ningún esfuerzo:

La verdad los huevos en 1 minuto

Este vídeo es tan breve como cierto. Las imágenes son de una granja intensiva de gallinas ponedoras, una de las cientos de miles que hay en el mundo. Estas gallinas nunca han pisado el campo, ni han podido correr libres, ni tan siquiera han podido descansar al sol, no lo conocen, tan sólo conocen la luz artificial, los barrotes de hierro de sus jaulas y no tiene ni el mínimo espacio que se requiere para abrir sus alas.

Esta es una de las razones por las cuales los veganos no comemos huevos, pero hay muchas más. Aquí se refleja la principal, no participamos de la explotación animal.

La era del veganismo

Hace unos años no nos hubiéramos encontrado en la portada de ‘El País Semanal‘, ni en otro medio, con este titular: La era del veganismo: el fin de los placeres de la carne.

Esto es un indicador claro de que algo está cambiando, que algo está despertando interés, curiosidad, adeptos, y ese algo es el veganismo, su estilo de vida, la tendencia clara de un cambio en la sociedad que influye directamente en el bienestar animal, en nuestro planeta y, por supuesto, en nuestra salud

En este artículo salen referentes para el mundo vegano, como son Laura Luego y Eduardo Terrer que están a la cabeza del Santuario Vegan (antes Santuario Wings of Heart), un centro vegano de rescate y recuperación de animales considerados de granja, víctimas de la explotación ganadera, abandono o maltrato. En este santuario de animales hay más de 300 seres sintientes de todas las especies: Vacas, toros, ovejas, cabras, cerdos, aves, burros o caballos, que han logrado una segunda oportunidad en un remanso de paz y respeto absoluto hacia su existencia

El artículo de El País hace referencia a datos muy interesantes:

Si quieres ver el artículo completo toca Aquí

Fuente: El País Semanal.